miércoles, 21 de octubre de 2009

GR 7 De Fredes a Montanejos





Hola a todos, el día 8 de octubre, nos levantamos con mucho ánimo.
Cyro, Gaia y yo, salimos dirección Fredes para comenzar la ruta del GR 7, desde Fredes hasta Montanejos, cerca de 153 km. por la sierra de Castellón hasta el norte de Valencia, lo que yo no sabía, es que esa ilusión que tenía se iba a trucar por los dolores tan fuertes en mis pies.

PRIMER DÍA: FREDES-MORELLA: comenzamos tarde, eran las 10.30 horas de la mañana, cuando llegamos a Fredes. Dejamos el coche de Cyro en esa pequeña aldea. Hacía un buen día, no mucho calor y el cielo estaba precioso. A la hora y poco, nos plantamos en EL BOIXAR; almorzamos algo y continuamos. Al cabo de un par de horas, empezaron a dolorme los pies, pero bueno, después de atravesar un barranco precioso, llegamos a VALLIBONA y un buen bocadillo me dió fuerzas suficientes para seguir un poquito más. Eran las 20.00 horas, cuando llegamos a MORELLA, un pueblo amurallado. Aquí, nos granizó! y tuvimos que pasar la noche en un hostal.

SEGUNDO DÍA: MORELLA-BENASAL: dicen que después de la tormenta viene la calma y efectivamente, el día era de lo más claro y soleado. Eran las 09.30 horas, cuando ya habíamos desayunado y estábamos preparados para una jornada más.





La primera parte de la etapa fué algo pesada, no por el desnivel de la etapa, sino porque desde MORELLA hasta ARES DEL MAESTRE habían cerca de 6 horas.















Sobre las 16.00 horas, llegamos a ARES; mis pies me dolían muchísimo y me enfadé con Cyro. Le dije que yo me quedaba en ARES y que me iba para casa. Comimos en un restaurante y allí me calmé un poco. Al cabo de un par de horas, empezamos a caminar. Llegamos a BENASAL sobre las 19.00 horas. Buscamos un sitio para dormir, debajo de los arcos de unas viviendas, en el casco antígüo y bueno, la noche pasó deprima.
TERCER DÍA: BENASAL-SANT JOAN DE PENYAGOLOSA: Sería las 06.00 de la mañana cuando nos despertamos. Recogimos todo y nos pusimos a caminar. El desayuno fué bien suave, unas avellanas y dos tragos de agua.

Llegamos a CULLA, aquí desayunamos en un horno de pan dónde todo estaba bien bueno. Compramos también algo en una pequeña tienda de ultra-congelados. Mis ánimos estaban por los suelos...no quería ni hablar.




La etapa desde CULLA hasta VISTAVELLA fué muy bonita, me recordó mucho al sendero de Vall de Laguart, por el barranco.




Ya en VISTAVELLA, cerca de las 16.00 horas, y con un humor de perros, le dije a Cyro que yo me quedaba allí. Me puse a llorar y él me sonrió. Me compró un trozo de salchichón, una barra de pan y una tableta de chocolate.



Sobre las 18.30 horas, nos pusimos caminito hasta SANT JOAN DE PENYAGOLOSA. Fueron cerca de dos horas de camino, pero ni me enteré!


Esa noche la pasamos en el refugio, calentitos, los tres dormimos hasta el amanecer.

CUARTO DÍA: SANT JOAN DE PENAYGOLOSA - SAN VICENTE DE PEDRAHITA:


Después de un desayuno a base de un gran café con leche y un trocito de bizcocho, salimos dirección VILLAHERMOSA DEL RÍO. Este tramo fué bien suave, todo era cuesta para abajo.


Estábamos rodeados de un manto de pinos y de eucaliptos. El día era claro y con un sol que cegaba.






Por el camino, nos encontramos esta furgoneta y bueno, por que no tenía cartel de SE VENDE que si no!




La llegada a SAN VICENTE DE PIEDRAHITA fué muy bien venida, tanto por Cyro como por Gaia, y de mi, no os digo na!






Nos fuimos al centro del pueblo y en el supermercado de al lado de correos, pedimos de to! hasta Gaia tuvo un trocito de jamón...

La noche la pasamos en una obra a medio hacer. Nos acostamos como las gallinas, al oscurecer y nos despertamos al alba. Mi pobre Gaia estuvo toda la noche quejándose, mi fiel compañera, estaba totalmente destrozada...

QUINTO DÍA: SAN VICENTE DE PIEDRAHITA-MONTANEJOS: última etapa, eran las 07.00 de la mañana cuando estábamos ya caminito de MONTANEJOS.

Llegamos cerca de las 12.00 del almediodía y bueno, un bañito en el río, un almuerzo con las sobras del día anterior y un encuentro con un alumno de Cyro.
Desde aquí, saludo al Policía Local de Montanejos, que gracías a él y a su señora, nos acercaron hasta Jerica, para agarrar el tren de vuelta a casa.
Fueron cinco días muy intensos y para rematarlos, dos viajes en tren, mi pobre Gaia no sabía ya dónde meterse, me miraba con cara de pena.








3 comentarios:

estefania dijo...

HOLA! CUANTO TIEMPO SIN VERNOS. OYE, NO PUEDES PONER EN TU BLOG UN APARTADO DE SEGUIDORES? CREO QUE SERIA INTERESAMTE, UN BESO

Mª Isabel Vicente Lopez dijo...

Hola Estefanía, sí, cuanto tiempo! y eso que vivimos cerca... Ya me dirás como se hace eso que me propones... un gran abrazo

Rubén Fuertes dijo...

Hola!

Entre Ares del Maestre/Benasal y Sant Joan de Penyagolosa existe algún refugio o algo parecido donde poder hacer noche en vivac o incluso tiendecita?

Muchas gracias!