lunes, 5 de marzo de 2012

Un "perfecto" fin de semana, en casita...

Todo indicaba que iban a cambiar las condiciones en el Valle de Benasque... después de preparar la maleta, el material, llenar la furgo de gasoil, decidí quedarme en Ondara, el tiempo en la parte de La Renclusa, era inestable y no quería subir para luego quedarme sin poder hacer el Aneto. La decisión fué dura; el viernes, me fuí a tomar las cervecitas con mis compañeros de Rodes Amples y ya quedé para salir el sábado tarde a dar una vuelta con la BTT, pero hasta el sábado por la mañana, después de mirar y requetemirar en internet el tiempo en la zona de Benasque, no decidí, así que agarré el neopreno y demás complementos y elementos acuáticos y marché a nadar con mis queridas amigas, mis dos sirenitas, Ana y Amparo, a la marineta... el mar estaba PERFECTO en color, olor, tranquilidad y temperatura, 14 graditos temperatura del agua y 20 temperatura exterior... eran las 11 de la mañana y ya estábamos las tres frente al mar... y como comentó una compañera de montaña, TODO LO QUE HAGAS, ÁMALO,
Así que allí estaba yo, mirando al mar y amando ese momento. Nos pusimos los aparejos y al agua, sirenitas!!! que rica, señores!!! hacía más de un mes que no tocaba el agua del mar y estaba perfecta. Cada brazada, cada respiración, cada burbuja, eran una verdadera gozada. El agua transparete me dejaba disfrutar de cada cosa y animal que bajo mi se movia... era feliz.
Por la tarde, a eso de las 15 horas, ya estaba en el bar de quedada de El Vergel, ahora toca pedalear con los Rodes Amples y con la BTT... de nuevo, vamos a dar unos tumbos al rio de Gata... El Sevi, Saoro y Paisanico, fieles a estos sábados tardes, nos fuimos dirección Gata de Gorgos... con ellos, siempre me lo paso bien por que con mis compañeros de bici, da gusto ir a dónde haga falta y tirarse por dónde sea necesario, verdad Sevi? Así que hicimos una vuelta, con alguna que otra alternativa con pinchos y zaszas incluidas y con un total de 45 km, terminamos la jornada de la tarde de los sábados. Los chicos me acompañaron hasta la puerta de mi casa y nos despedimos con la frase "con esto y un bizcocho, hasta mañana las ocho"...
Y sonó el despertador, domingo 7 de la mañana, ducha, desayuno y hoy toca sufrir un poco con la flaca... hoy toca una preciosa y dura ruta con la bici de carretera, junto con Vicente, Javi, Saoro, El Sevi y Paisanico. Vicente ya me estaba esperando bajo el balcón, agarramos y desde Ondara, fuimos dirección El Vergel a por los demás; café y para Pedreguer, La Llosa, Parcent, Coll de Rates, Tárbena, Castell de Castells, Benigembla, Murla, Orba, Beniarbeig y Ondara, un total de 87 km de disfrute total, de sentirme acompañada en cada momento, de un grato almuerzo en el bar de Castell, de sentirme completa y de no arrepenterme, en ningún segundo de este fin de semana, por haberme quedado aquí, en casa...
Y llegó la noche, tumbada en el sofá de mi casa, pensé lo afortunada que soy por tener todo lo que tengo, por estar rodeada de todas estas maravillosas personas, a las cuales quiero con todo mi corazón y no me canso de decirlo, y sobre todo, por ser como soy... una loca aventurera, feliz, libre y amante de cada segundo de mi dura e insignificante vida...


1 comentario:

Simon Company Mengual dijo...

Tengo que llevarte a mis "nuevos territorios" jajaja. Mucha senda bonita hay por aqui. Ya veo que no paras. Bs.