domingo, 19 de diciembre de 2010

ANETO esta vez no pudo ser...




Lunes 13 de diciembre salimos desde Ondara, mi querido compañero Luis y yo, camino Benasque (Huesca). El camino se hizo rápido, fueron cerca de 7 horas de carretera, pero a las 14 horas ya estábamos en los Llanos del Hospital dispuesto a comenzar nuestra aventura!!!






Agredecimos que apenas hubiera nieve en la zona de los Llanos, así la subida hasta el refugio no fué tan dura... Luis, el explorador de la zona norte del valle de Benasque, estaba emocionado...






El camino se nos hizo corto, ibamos hablando y cantando como colegiales y en apenas dos horas estábamos a las puertas de La Renclusa. Alli se encontraban dos hermanos de Sabadell (Barcelona) dos muchachos bien majetes con los que Luis enseguida hizo migas.








Colocamos las cosas en el cuarto, un pequeño pikis sanbich y a descansar... la cena, a las 19 horas. Una charlita pequeña y quedamos en subir juntos a la Maladeta... venga a dormir...

Al día siguiente el despertador sonó a las 5.30 horas, los 4 dimos un brinco de las camas, vamos vamos nos espera la Maladeta (3.308 m). Salimos de noche, con los frontales y siguiendo las huellas que quedaban en la nieve.





Las respiraciones eran profundas y seguidas del paso de cada uno de nosotros.


El amanecer nos sorprendió al lado del portillón superior, las vistas eran preciosas, dí gracias a la madre tierra por dejarme disfrutar de tanta belleza.




Sobre las 10 de la mañana estábamos en lo alto del collado de la rimaya, una subida expectácular y algo complicada por la cantidad de nieve que había. Descansamos un poco y hasta arriba!!!! Hacía frio, el GPS marcaba -15 grados... foto y vamonos de aquí, que nos quedamos polos calipo, jajajaja.



La bajada fué muy tranquila, mis pulsaciones ya estaban estabilizadas, el sol era cálido y las extremidades volvía a estrar en su sitio... foto, foto que ya siento los dedos!!!!





Llegamos al refugio sobre las 12.30 horas. Descansamos y hablamos durante la comida. Los hermanos se despidieron de nosotros, se tenían que ir para casa...

La tarde fué tranquila y sobre las 18 horas, aparecieron en el refugio otros dos montañeros!!! dos amigos de Tarragona, Juan Carlos y Angel... con ellos la cena fué bien divertida.






Miércoles!!!! 5.30 de la mañana, desayuno y para el Aneto (3.404 m). El día despertó con aire y frio, pero se veían las estrellas. Hoy me encontraba mejor en la subida hasta el portillón y de repente, zas! el viento cambió.


La bajada hasta el glaciar se hizo muy dura, la temperatura descendió muy rápido, tan rápido que yo empecé a sentir muchísimo frio, no sentia mis pies y apenas podía mirar hacia el frente del viento que cortaba como un cuchillo.
En mitad del glaciar, enfrente del pico del Maldito, decidí darme la vuelta, Hoy no es el día, el Aneto estaba cubierto por una especie de nuve extraña. Luis dijo que él también marchaba conmigo para el refugio, Juan Carlos y Angel, continuaron hasta el pico Coronas... La subida del portillon fué más que díficil, peligrosa. En menos de una hora, el viento era tan fuerte que la capa de subida por el portillón, estaba muy suelta, nos costó muchísimo, el piolet se hundía con tanta nieve y cada vez que intentábamos clabar los crampones, nuestras pies se hundían hasta las rodillas...
Al final, pudimos ascender y llegar hasta la parte superior del portillón. Luis tenía cara de haber pasado miedo, yo tenía cara de "vamos de aqui, ya!"
A las 13 horas estábamos en el refugio, lo peor vino cuando me quité los calcetines, tenía las puntas de los dedos de los pies de color oscuro. El agua caliente de la ducha me calmaba el frio del cuerpo y me mataba de dolor cuando alcazaba mis pies. Pensé en él otra vez, si él estuviera allí conmigo me diría lo torpe que puedo llegar a ser, mis ojos se llenaron de lágrimas de dolor... tan sólo duró 20 segundos, enseguida volví a la realidad, salí de la ducha, llamé a Luis y le pedí que me ayudara.
El guarda del refugio, me preparó un barreño con agua templada y sal... ahora sí que toi agustico, coño!!! aix! que dolorrrrrrrrrrrrrr....
A la hora, aparecieron Juan Carlos y Angel, sus palabras fueron "has sido muy sensata, Isabel, nos ha costado muchísimo subir al Pico Coronas, hace un frio y un viento de la ostia!"
Después de marcharse para Tarragona, Luis y yo nos echamos una siesta hasta la hora de cenar. Mañana será otro día, esperemos que el viento no sea tan fuerte, tenemos que bajar hasta la furgo y esperar a Javi.
Al dia siguiente, nos despertamos sobre las 7 horas, esa noche dormí mal, me dolían muchos los dedos. Después del desayuno y sobre las 8 horas, empezamos a bajar... apenas se podía ver, el viento era muy fuerte, habia caído una nevada impresionante y nos movíamos como hormigas en desierto... pero según ibámos descendiendo, el tiempo iba mejorando.
Sobre las 10 de la mañana estábamos en los Llanos del Hospital y Javi estaba allí... después de un café, decidimos volver hasta el refugio, el día se había abierto, había salido un sol precioso y decidimos ir a comer con Rubén... ale, pa ka munt!!!!
Yo estaba feliz, Luis estaba cansadico y Javier parecía un niño con tanta belleza...
Cuando llegamos al refugio, Rubén nos recibió con los brazos abiertos y con una buena cazuela de macarrones con tomate, chorizo frito y una botella de vino... Desde aquí, gracias Rubén, eres un encanto!!!!
Serían las 17 horas cuando decidimos marchar hasta los Llanos, de nuevo!!!
La noche esperó hasta que llegáramos a la furgoneta.
Cadenas y para Benasque, hoy toca ronda de vinos para los tres, nos los hemos ganado.
Una vez más, mi cara dibuja esa sonrisa que cuando me miro en el espejo me encanta ver, una sonrisa algo de lado, pues en mis ojos también se dibuja el surco de la lágrima que cae, porque una vez más, me he acordado de tí.

6 comentarios:

Alex dijo...

Uey Isabel!! Soy Alex, uno de tus compis en la subida a la Maladeta. He alucinado con el blog en general (es increible todo lo que has hecho!) y con lo del Aneto... Cuando volvimos a casa y oimos que iban a bajar aun más las temperaturas me acorde mucho de vosotros y supuse que la ascensión iba a ser dura. No dudes que hiciste lo que tenías que hacer...Te envío este documental que quizás ya hayas visto pero que es el reflejo perfecto de lo que tiene que ser el alpinismo y que me ha recordado mucho a tú filosofía de vida :D
un abrazo muy grande de Dani y mío para ti y para Luis!! Nos vemos en la montaña!
http://www.youtube.com/watch?v=dfi07sqBg28

Mª Isabel Vicente Lopez dijo...

Hola Alex, es que como nos liamos a subir, ni os pregunté los nombres, jajajaja. Me alegro muchísimo de haberte encontrado en el facebuke, ahora si que estamos en contacto para seguir subiendo montañas. El documental que me has enviado de Iñaki Ochoa, es precioso a parte de extremecedor, pero esto de subir montañas, es lo que tiene, gracias. Un gran abrazo para los hermanos de Sabadell... ah! y gracias por la compañia.

Yo dijo...

Buena semana de nieve la que hemos pasado!! genial!! Todo se andara con el Aneto... proto caera. Ala Isa, sigue así, y suerte con lo tuyo.

Byes

Javi

Juanma dijo...

Me ha encantado tu historia Isabel.
Esa zona son palabras mayores, son muchos metros de altura y el cuerpo lo nota.
Yo estuve en Junio y estabamos a -5º
Bueno, un saludo y a seguir dandole.
Ahhh...y feliz año nuevo.

Juanma dijo...

Te dejo el enlace por si quieres recordar paisajes. Agunas fotos estan bien.

http://mimonte-juanma5.blogspot.com/2009/12/maladeta-6-y-7-de-junio-del-2009.html

Mª Isabel Vicente Lopez dijo...

muchas gracías, Juanma; tú también tienes un blog interesante. Saludos y espero coincidir en La Renclusa, algún día.