jueves, 20 de noviembre de 2014

BEHOBIA 50 aniversario

Desde hacía casi un año que estábamos esperando esta carrera. Iba a ser impresionante, no por nada, sino por la gente que iba a estar disfrutando de ella. Todo el mundo me hablaba maravilla de la BEHOBIA de San Sebastián. 
Así que el viernes 7 de noviembre, agarramos el avión con dirección al norte, de nuevo, a ese precioso lugar llamado Donostia.

El sábado 8, estuvimos dando una vuelta por la zona de LOS PEINES DEL VIENTO.

 
Ya tenía yo ganas de ir a visitarlos, pues de las tantas veces que había subido, ya era hora. Me quedé boquiabierta!!! 
Un lugar, brutal de bonito... y mira que no tiene nada, pero es una maravilla... 

De aqui, marchamos al velódromo de la Anoeta para agarrar los dorsales.

 
Desde más de dos kilómetros antes de llegar, nos cruzábamos con gente que ya traía la bolsa de corredor. Madre mía, más de 33 mil personas, mañana intentará cruzar la meta de la mítica carrera llamada BEHOBIA; yo ya comencé con ese cosquilleo en el estómago que me cambia el ánimo... por dios!! todo eran comentarios de las cuestas que tenía la carrera, que si la de GAINTnosequé, que el alto de Capuchinos que no, que el más duro es el de Miracruz, que si esto que si lo otro... mi cara se iba descomponiendo al mismo tiempo que mi estómago y de repente, miro a Jose y SE ESTABA PARTIENDO EL CULO.... y le digo "de que carajo te estás riendo?" y me dice, por favor, Isabel... lo de mañana va a ser un paseo, haz el favor de relajarte!!! cuestas? cuestas son las que subimos en las ultras de montaña, así que, no hagas caso, que eres más tonta.... jaaaa
En fin, que mientras que yo intentaba disimular ese panico antes de una carrera, Jose estaba más tranquilo de un ocho... 

Agarramos dorsales, agarramos camiseta y eran ya casi las 3 de la tarde!! madre mía, vamos a comer que no hemos ni almorzado...

Nos metimos en el autobus que nos llevo a la parte vieja y de aqui, a un par de tascas con sus pinxos y xacolí. ñam ñam... esto si que está de vicio...

Nos fuimos de compras y al hotel a descansar.
EL DÍA !!! 
Domingo 9 de noviembre, suena el despertador y vamos que nos vamos!!! como había tiempo de sobra, nos hizimos un gran desayuno en la habitación y el gerente de la pensión nos hizo un café que estaba más que bueno. Terminamos de acicalarnos y nos fuimos dirección a la parada del tren. Cuando salimos a la calle, estaba medio lloviznando y el aire era fresco tirando a "que ricooooooo!!" jaaaa.
Nos metimos en el tren que nos llevó hasta Irún. El tren me recordaba a el de Els Bastion, jaaa... todo el mundo vestido con colores chillones, gafas, gorras, calcetines, calcetas.. gente con caras de alegría, nervios y concentración.
Seguia chispeando y como llegamos tremprano, nos metimos en un bar y con pacienza, nos fuimos a ver como iban saliendo los cajones.
Jose saldría en el cajón de color azul el número 11, que salía a las 10.46 minutos y el mio, el último cajón, el 19, de color blanco, que salía a las 11.30.
Ví a Jose salir, iba emocionado y creo que también algo nervioso... jiiii... le acompañé hasta que lo perdí de vista, cosa fácil pues entre tanta gente, es normal perderlo de vista en 3 segundo. Esperé hasta que visualicé mi cajón. Me coloqué de las primeras, algo que no suelo hacer, pero no quería colocarme más atrás, ya era suficiente el estar en el último cajón como para también colocarme de las últimas. Y entre la música de AC/DC y METALLICA, comienza mi carrera... la gente me arrastraba, el ritmo era de 5´25 según escuchaba a un que tenía al lado. Isabel, vas bien? y si, iba bien... salgo de Irun y me pongo a subir el primer puerto "las venta", sin darme apenas cuentas, iba ya bajando y por el km 5. De aqui, miro hacía un gran gusano de personas y me doy cuentas que ahí tengo, delante de mi, el segundo puerto, el del nombre tan raro. Serían 2 kilómetros de subida, así que, con pensamiento en otros sitios y lugares, en mis futuras carreras y en tí, Jose, terminé de subir el puerto y pasé ya por el punto de control del km 10. Llevaba una hora exacta de reloj. Me encontraba bien, pero baje el ritmo un poco porque, no quería fastidiarla y aún quedaban otros diez.
La gente era una pasada, aplausos y gritos, a todos los niños les chocaba las manos. Me emocionaba cada dos por tres y entre tanto griterío y tanta energía, me encaré a ese último repecho, con el nombre de PUERTO DE MIRACRUZ. Tengo que decir, que se me hizo algo pesado, pero llegue arriba y ya me dije, ahora.... comienza a darle bien a las patas, que ya todo es para abajo. Adelanté a muchísima gente y ayudé a mantener el ritmo a una chica, que entró por delante de mí... me encanta ayudar a la gente en esos últimos tramos. En fin, que me encontré, de cara, con el edificio de tanto cristal y la avenida del boulevar que se me hizo eterna... y al final, ese arco de meta. Miré el crono y vi 3:35 minutos y comencé a calcular!!! Isabel, has vuelto a convertirte en una gacelita!! has vuelto a hacer un gran tiempo en una gran carrera, será la zona?, serán los pixos?, será.... que será, será.... Esos 20 km se convirtieron el 2 horas y 3 minutos de gozada...

Y, en fin, que ya hemos completado el ciclo de subir a esta preciosa tierra; han sido tres años seguidos de carreras y ahora toca, cambiar de lugar. Gracias gente de Donosti, sois encantadores, gracías por todo, por ser tan amables con ese carácter vuestro que os da ese toque tan especial, gracias por volcaros tanto con estos eventos, nos haceis sentir que somos grandes. 

Y, con este precioso perro de flores y con esta cara de felicidad, dejamos el norte para volver a casa. Al mediterráneo, al sol y al calorcito. Y sí que me gusta, pero que sepais, gente de vasconia, que os tengo guardaditos en mi corazón.

HASTA LA PRÓXIMA !!! agur...